Por Celeste Dieguez..

Reseña de Diario poético en tiempos macrista, nuevo libro de Flor Codadogne.

El Diario poético en tiempos macristas de Flor Codagnone, podría definirse como  un libro de trinchera, compuesto por una serie de textos que trazan un recorrido doloroso desde diciembre del 2015 hasta hoy, cuatro años larguísimos de gobierno macrista, cuatro años de esa payasada siniestra que es la alianza cambiemos; y no es casual que sea presentado hoy, a dos días de las PASO, en una coyuntura que orbita entre la amenaza del fraude electrónico y la esperanza.

Cada texto va echando luz allí donde reina la sombra de la revancha de clase, de la irresponsabilidad estatal, de la codicia más impune camuflada en interminables obras viales: “calles oscuras que están iluminadas/  y almas oscuras que están iluminadas/ y cuerpos oscuros que están iluminados” “y, ¿quién dirá que de esta noche/ es dueño?”. Porque esta noche, como nos recuerda la autora, tiene dueños, tiene responsables, por eso se los anota en una lista, un nombre abajo del otro como un largo poema memotécnico para que no se nos olvide. Este diario funciona entonces como denuncia de lo que se desarma: “hay sangre aquí/un cuerpo roto/ y no lo pedimos”.

Flor se pregunta: “cómo decir/ las violencias todas/ en un poema” y en esta búsqueda del “arma justa” (justa por adecuada, por precisa pero también por justiciera), como buena bruja que es, invoca a otres poetas que también hicieron de esta pregunta una balanza donde pesar su palabra poética. Los textos irán entonces acompañados de epígrafes de Roberto Juarroz, Julio Cortázar, Cesar Vallejo, Paco Urondo y Ángela Urondo Raboy, su hija; Roberto Santoro,Olga Orozco; poetas que confiaron en el filo de la palabra,  en su valor de conjuro. Dice Orozco: “Yo creo en el poder de la palabra, es una de mis únicas certezas, es como un talismán (…) como una flecha que se hunde en la carne. Pasa el límite y se convierte en un poder concreto.” Gran parte de les poetas mencionades son además, desaparecidos; almas revolucionarias, detenidas por su condición de militantes del cuerpo y de la palabra.

Y me parece que acá hay una clave,un ingreso posible para leer este libro, que es la relación que se establece entre lo corporal y lo poético // entre lo corporal y lo político; algo que también sucede en la política que a mí al menos me interesa y sé que a Flor también y seguramente también a muches de les que están hoy acá.

Porque a esa disolución que pretende la derecha financiera,a esa new age que promueve el fin de la política: esa “fiebre  que llega/ y arrasa/ con todas las conquistas/ del cuerpo”, que anhela un cuerpo flexibilizado, mera fuerza de trabajo sin vacaciones, ni beneficios, ni vivienda, ni políticas sociales;el Diario le  va a oponer una de las características del peronismo y por supuesto del kirchnerismo; que es el ponerle el cuerpo a la política:“A mí no me ponen vallas que me separan de ustedes, las vallas las tienen los que no pueden abrazarse con la gente” dijo el candidato a presidente por el Frente de Todxs, en el cierre de campaña en Rosario.Y en ese discurso y en las acciones que lo acompañan  se hace evidente la diferencia de pensar la política como un instrumento para la felicidad y dignidad del pueblo.

Pero ese poner el cuerpo también es una de las particularidades de las luchas del feminismo, territorio recuperado de la militancia de las mujeres y las disidencias;  donde la potencia radica en hacer político lo corporal,una política del cuerpo liberado de la objetivación es del patriarcado, del disfrute binario, de la maquinaria reproductiva, de los disciplinamientos de: “esos poderes vestidos de hombres, hombres disfrazados de hombres, políticos que son hombres”. Porque, como nos dice Flor, en el cuerpo de las mujeres, en su particularidad, en su potencia de regeneración, hay un peligro que ese sistema, naturalizado por siglos de prácticas abusivas teme; una fuerza inagotable de lucha, un caudal que articula estrategias vitales y diversas; Evita, Milagro Sala, Dilma  Rousseff , Marielle Franco, Cristina Fernández, las pibas reverdecidas luchando en las calles por el derecho al aborto legal … las que tejen con su sangre, con sus pañuelos, con sus palabras, la trama de una realidad mejor para todes. Ellas son también las grandes protagonistas de este libro.

El Diario gravita  sobre una de las frases más brillantes de nuestra política reciente  “La patria es el otro”,  que puede linkearse con la famosa frase del Che: “Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo”. Exactamente lo opuesto al individualismo consumista que la derecha financiera promueve para la sociedad: gente encerrada en sus departamentos como en islas virtuales viendo netflix, pidiendo deliverys de globo o uber,  a la que quieren convencer que lo más importante en la vida es comprar dólares, poder llevar tu mascota en el subte o correr maratones a beneficio de unicef omitiendo el hecho de que miles de familias no pudieron pagar el costo de las políticas de cambiemos y quedaron afuera de la posibilidad de vivir bajo un techo.

Hace poco leí una entrevista de Suely Rolnik[i], una pensadora brasileña que me parece que viene muy bien para estas cuestiones, ella dice: “Hoy veo que para que el neoliberalismo pueda consumar su poder global es necesario producir una subjetividad identitaria, conservadora. Es necesario mantener una mayoría totalmente tomada, con la subjetividad totalmente disociada de la experiencia vital, totalmente reducida al sujeto. – Y acerca de la situación en Brasil contaba -esto ha producido una crisis subjetiva tan fuerte que, después de un tiempo de esta propaganda, de esta narrativa que se ha estado construyendo, la gente ya no tenía capacidad de memoria de su propia experiencia, de lo que ha sido, y se reorganizaba a partir de la narrativa de la televisión, no reconocía lo que su propio cuerpo había vivido.”

Este Diario se dirige entonces también a ese otro que permanece a prudente distancia del cuerpo popular:“El señor funcionario vive en una isla. /El señor ministro vive en una isla. / La señora gobernadora vive en una isla/ El señor presidente vive en una isla.”; ese otro que conoce y estimula el profundo odio de los dueños, de los grandes medios hegemónicos,  el que se para al otro lado de esa “grieta”, que en realidad se llama lucha de clases, a ese otro cebado las veinticuatro horas por la televisión, por los periodistas infames; a ese otro que nos gobierna o nos desgobierna, le dice  “vos que construís y celebrás / la tragedia del pueblo, vos que nos tirás hielo, como un verdugo, / aunque no te guste y aunque no me guste, vos también sos yo y yo soy vos.”

Al odio se le responde con el cuerpo enamorado de la vida que renace: “El odio constante sólo nos hace/ reír más alto, tejer más redes, brillar más fuerte, bailar más libres”; los cuerpos amados siguen  presentes aun en su ausencia: Santiago Maldonado, Rafael Nahuel,  Marielle Franco, los desaparecidos y desaparecidas, las mujeres muertas por la violencia machista,  por los abortos todavía clandestinos.

Suely Rolnik habla en esa entrevista de “Politizar el malestar “y se refiere al  malestar no como señal de algo malo en el sentido de carencia, “sino al contrario, es señal de una salud vital que está reconociendo el malestar para que tengamos la posibilidad de tomar conciencia de que hay que ponerse en lucha, porque la vida está gritando que está siendo sofocada.”

Creo que El Diario poético en tiempos macristas funciona explícitamente como un registro del malestar a nivel corporal, tanto de la autora, como del país y de la sociedad. Un malestar que pone en juego nada menos que la vida y el futuro de millones. Y como dice Flor Codagnone: “Todo lo que no termina en vida/ se desarma en pedazos”.

[i]Rolnik, S. (2019-07-24) “Hay que hacer todo un trabajo de descolonización del deseo”, www.elsaltodiario.com.

PAUL ÉLUARD

Por Paulo Roddel. El poeta que amaba la palabra fraternidad. Siempre es bueno volver a la poesía de Paul Éluard. Adentrarse descalzos en el cálido océano lírico de sus palabras, sus inmortales poemas escritos al fragor del amor y la guerra. Nacido en un hogar de clase...
Read More

INFORME SOBRE CHILE

  Los poetas repudiamos los actos que el gobierno de Piñera está llevando contra el pueblo chileno a través de sus fuerzas de seguridad. No es una guerra, es violencia de estado. En 1965 la revista Barrilete bajo la dirección de un colectivo de poetas editaba...
Read More

COPLAS DEL CHE

En un nuevo recordatorio de la muerte trágica y heroica del Che Guevara, Lamás Médula comparte a modo de homenaje las "Coplas al Che" del poeta Leonidas Lamborghini. . Yo soy el Ché y estoy vivo donde la guerrilla esté. Del miedo que ellos Me tienen Me quieren ver...
Read More

PASAJERO 21

Por Martín Camps. La deuda de la poesía hispanoamericana con José Juan Tablada resulta de su interés por un Japón más allá del exotismo japófilo y por introducir el haikú a la literatura en español. Tablada participó en la Revista Moderna(fundada por Jesús Emilio...
Read More

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre del Autor

Nombre del Autor

Profesión

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor (N. del T. persona que se dedica a la imprenta) desconocido usó una galería de textos y los mezcló de tal manera que logró hacer un libro de textos especimen.

Share This