Por

Jorge Polanco Salinas.

Segunda entrega de la “Familia Militar”.  La escuela del sometimiento a una hermenéutica de la violencia.

No nos hablaba. Partía la clase con una frase en griego y luego la desglosaba con lentitud. Un fragmento del Sofista de Platón, por ejemplo. Con la solemnidad de un sacerdote, las letras iban ganando sentido en el idioma original. Nosotros, la mayoría estudiantes de provincia y primera generación que ingresaba a la universidad, con suerte habíamos aprendido algunas palabras en inglés. Salvo a una compañera, que había estudiado en el Colegio Alemán, el maestro no respondía preguntas ni aceptaba comentarios; y cuando alguien quería intervenir, hacía como que no entendía las preguntas. Éramos unos bárbaros, supongo, para su nivel. Teníamos que ponernos de acuerdo, pasarle las preguntas a nuestra compañera, y esperar que llegara la iluminación.

Así se enseñaba Heidegger. Un sometimiento a pautas de lecturas, el respeto religioso al texto y al profesor que dominaba en varios idiomas el libro, el gran libro, Ser y Tiempo. Esta práctica coincide con un aprendizaje de larga data en Chile; la escuela del sometimiento a una hermenéutica de la violencia, cuya imagen radical proviene de la adoración por una cultura alemana superior y el menosprecio de la situación concreta de donde surgen los discursos y, por qué no decirlo, los sueños. Esa enseñanza del lector adusto tiene sus rigores y, quizás, sus beneficios; también manifiesta la expresión de una raigambre más amplia: la religión como matriz que se inserta en la filosofía, el culto por una autoridad que controla y repite a los grandes maestros, el rito de ningunear al ignorante estudiante chileno. La familia militar filosófica también tiene su memoria histórica.

Pero esta forma no solo se muestra en la consuetudinaria enseñanza de la filosofía que, creo, se está acabando. Una vez vi a ese “maestro” salir a marchar por la educación pública y pasar por revolucionario junto a las nuevas generaciones. Ojalá haya sido así: que su adoctrinamiento de los noventa fuera desplazado por los aires del dos mil. Aunque déjenme guardar cierta reserva y duda. Entre paréntesis: los poetas tampoco se quedan atrás. Esta situación llega al hartazgo cuando has visto a las personas envejecer y, en tan solo diez años, aumentar sus rasgos convirtiéndose en caricaturas de sí mismos; fascinados por comprenderse como un personaje más en este circo desolado y triste. Risas que apelan a un vacío entre el adoctrinamiento y el aparente juego de la transgresión que, con los años, se va cristalizando en un nuevo autoritarismo.

Digo esto último porque parece que existen dos formas insistentes de perpetuar la memoria y el olvido en Chile: la estructura de la represión y la del golpe de estado. Los sueños se prolongan en el tiempo; se anclan a un inconsciente material que se muestra en las prácticas cotidianas. Se puede soñar la violencia, apostar por el lugar del represor, aprender a golpear con gozo. Nos falta mucho análisis, como decía, acerca este legado, y también sobre las respuestas a imagen y semejanza —ocupando una expresión religiosa— de esta violencia que a la vez repite su lógica en el ámbito cultural. Agudícese la mirada, por ejemplo, sobre la vigencia que tuvo el estilo de Nelly Richard y su aire de familia con la enseñanza de Heidegger.

La Comunidad LAMÁS MÉDULA CLUB te necesita para seguir creciendo.

Para que tenga voz tu voz.

Asociate Texto del enlace  

VENGO A PROPONER UN SUEÑO

Por Jorge Giles. Hoy recordando en su cumpleaños a Néstor Kirchner compartimos un capito del libro MOCASINES, UNA MEMORIA PERONISTA de Jorge Giles. Editado el año pasado por Grupo Editorial Sur. El siglo XXI arrancó en tragedia, siguió de bonanza en bonanza y ahora...
Read More

LA BATALLA DE SALTA

  Por Gabriel Rodriguez La batalla de Salta del 20 de febrero de 1813 significa uno de los hitos militares más importantes del proceso emancipador. La batalla de Tucumán de septiembre de 1812, el ejército del norte y su primera avanzada hacia el Alto Perú, había...
Read More

EL CIRCO MAS PEQUEÑO DEL MUNDO

Por Jorge Polanco Salinas. Mirando un archivo del computador, me encontré con las pinturas de un saltimbanqui. A la memoria asomó la imagen de un payaso que ingresó a una lectura de poesía. Sentado en el escenario, me quedé observando este personaje de puerto que...
Read More

AGUA DE INSOMNIO

Por Jorge Polanco Salinas. Jorge Polanco retrata desde Chile los miedos y dudas que vuelan en la sociedad chilena en esta época de pandemia, miedos tan igual como los que vuelan en los hogares argentinos. Bajo a lavar los platos a las tres de la mañana. Hoy llueve...
Read More

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This