Por Jorge Polanco Salinas.

Cuarta y última entrega de la “Familia Militar”. Una secuencia para pensar que significa dentro de la sociedad chilena,

Paisajes de la capitanía general, así podría llamarse esta crónica. La representación del arte a veces colabora con la memoria popular. En el último festival de cine asistí a la exhibición de Eloy. Estaba presente Mario Lorca, actor de Punucapa que representa dos personajes al mismo tiempo: el paco y el ladrón, como el antiguo juego. Su función consiste en mostrar la traición. Es una hermosa película, con esos tonos en blanco y negro que le dan intensidad al carácter; el bandolero, figura del héroe proletario —interpretado por el actor argentino Raúl Parini—, traza la soledad del hombre recio al modo del western a través de la pérdida y la incomprensión. A diferencia de Parini, Lorca interpreta la figura ladina del ladrón y el carabinero desclasado, el elemento clave de la descomposición y la deslealtad. Lo explicó en la sala de cine después de la exhibición: aprendió la risa que gobierna a estas dos figuras, el sarcasmo como forma de habla y sometimiento. Antecedente anímico que construye a los delatores; la humillación y el abuso del poder que articulan la modulación de su sonrisa.

Las instituciones armadas no extraen su población de la nada. Una de las fuentes de la pesca de arrastre fue el “amado” huaso chileno, que en el campo vivía pauperizado y en condiciones de sobrevivencia. Lo verbalizo en el pretérito perfecto “fue” porque sus capturas se han trasladado. Estas instituciones constituyen también una población, aunque domesticada de tal manera que se excluye del pueblo. El humor ladino, tan bien retratado por Raúl Ruiz, tiene ese doble filo: la resistencia ante los mandatos del dueño de fundo, con el uso de un silencio preciso y filoso que resguarda sus intenciones, así como la violencia albergada en su indescifrable subjetividad, llegando a emplear la agresión contra su misma procedencia social tanto de clase como campesina. Gracias a que Carlos Droguett participó como guionista, el director de cine boliviano Humberto Ríos —menciono las nacionalidades por su rasgo latinoamericano— retrata un Eloy con la intensidad sicológica de la resistencia que ni olvida su origen. El bandolero conforma un héroe solitario, patriarcal y violento, aunque no pierde de vista las condiciones de vida que lo llevaron a esta situación. A pesar de su formación en la crueldad, tiene la suficiente capacidad de autoanálisis y experiencia como para reconocer la historia de sometimiento que el orden del mundo le ha exigido.

En una escena que despertó la polémica entre el escritor y el director, Eloy se habla a sí mismo en su velorio. El director la encontraba demasiado surrealista, pero Droguett insistió en escenificarla; por una parte, este breve disenso da cuenta de dos formas de realismo en disputa, pero también de la potencia de reconocimiento reflexivo del bandolero. Ese “darse cuenta” de las condiciones existenciales de la muerte y su lugar en el mundo de los oprimidos, manifiestan los cortes de escena del salto y la disrupción en la linealidad progresiva de la vida; es decir, el triste riel de la catástrofe que exige el obediente sometimiento, encarnado por el personaje del carabinero. Los recuerdos, la huella frágil de la historia, articulan la deshilvanada memoria del daño —tanto individual como colectivo— y, por lo tanto, el anónimo fulgor del pasado que irrumpe por medio de los objetos y las heridas en el cuerpo de Eloy. Huellas mnémicas, difíciles de articular en palabras, que se transmiten desde el dolor y los abusos.

Estos abruptos cortes en la filmación muestran otra temporalidad, otra dramaturgia en el tiempo de la historia de Chile. No se trata de la comprensión del pasado como una conciencia histórica amarrada en una secuencia progresiva. El rostro de Raúl Parini grafica en sus surcos el paso lacerado de la existencia. Atrapado en una casa pobre de campo, luchando solo contra la policía armada, Eloy es un Allende sin palacio. Comprendió la potencia de la traición; y aunque no podía hacer nada contra ella, atisbaba de donde venía la estructura de la violencia. Como El gavilán de Violeta Parra, la tragedia no consiste en la muerte, sino en la soledad y el aprendizaje de la desconfianza. El sarcasmo de la familia militar sedimenta experiencia de la humillación, arraigada en el cinismo y las simplificaciones policiales de los estereotipos. Apela a la resignación y la uniformidad de la vida, sin expectativas de vida, que el uniforme normaliza. Vestir el cuerpo, paso a paso, significa relegar los deseos a la fuerza de un otro que se apropia de los sentidos. Imaginen: ponerse las botas, los cordones, la hebilla y el gorro. Esta es la diferencia actual entre pueblo y población.

La Comunidad LAMÁS MÉDULA CLUB te necesita para seguir creciendo.

Para que tenga voz tu voz.

Asociate Texto del enlace  

“EL trovador es parte de la patria cubana y está dispuesto a morir defendiendo lo que dice”

Por Nahuel Difalco . Fotografia Kaloian Santos Cabrera.   Vicente Feliú, uno de los más grandes representantes de la Nueva Trova Cubana, pasó hacia fines de 2017 por Argentina. Entones recibió a Lamás Médula para hablar del socialismo, la música, el Che y Los...
Read More

CONFESIONES DE UN POETA IRREBERENTE

Por Hernán Casabella. Nueva entrevista exclusivo para LMC de Hernán Casabella. Hoy en confesiones de un poeta irreverente Osvaldo RATA Rassetto. Poeta de la Ciudadela de los agitadores, melómano y wiskero. ¿Qué es lo que vuelve trascendente a un poeta? Puede ser el...
Read More

ELOGIO DEL VIAJE EN LIANA

Por Jorge Hardmeier. Entrevista a Nestor Frenkel, director del documental "Buscando a Reynols". Néstor Frenkel es un apasionado de la producción cinematográfica. Guionista, productor, director y un largo etcétera. La anomalía de la pandemia sorprendió a Néstor con un...
Read More

EL TIEMPO INSUFICIENTE

  Por Pablo Campos. Las crónicas del futuro dirán que hubo una poesía bella que nacía del lápiz de un tal Horacio Salas, poeta orgulloso de pertenecer a la generación del sesenta. Van una serie de notas sueltas, pinceladas que dejo Horacio AÑO 2011 Tenía hace...
Read More

PIROLOGÍAS

el 28 de octubre al 1 de noviembre vas a tener la oportunidad de disfrutar del teatro en variedades que ni te esperabas, en la puerta de tu casa, en la calle, en una pantalla, en un celular, vas a poder ver, escuchar y sentir el teatro El teatro es vida, aliento,...
Read More

CONFESIONES DE UN POETA IRREVERENTE

Por Hernán Casabella. Primera entrevista de la nueva columna en exclusivo para LMC de Hernán Casabella. Hoy en confesiones de un poeta irreverente María LA NEGRA Negro ¿Qué es lo que vuelve trascendente a un poeta? Su hallazgo en el lenguaje. Qué logre construir de la...
Read More

SOLO EL AMOR NOS PUEDE SOSTENER

Por Jorge Hardmeier. Gian nació en Buenos Aires en julio de 2000. Un año después de su nacimiento Argentina corría peligro de extinción por las políticas neoliberales. Previamente a la huida cobarde en helicóptero del presidente Fernando De la Rúa, Luis Alberto...
Read More

FEDERALIZAR LAS COMUNICACIONES EN LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA

A once años de la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la propiedad de los medios de comunicación aún sigue concentrada y centralizada en pocas manos en nuestro país. Esta situación daña y atenta contra la calidad de la vida democrática. En este...
Read More

LA PESTE

Por Jorge Polanco Salinas. Poemas que forman parte de “Sala de Espera”, editado en Chile por Alquimia, Santiago 2011; y en Argentina por La funesiana, Buenos Aires 2019 [1] Una acción de arte en Nueva York, París o Santiago no es la misma acción de arte Los rostros...
Read More

ESTACIÓN CATEDRAL

Valentina Caff. Compartimos con nuestros lectores un adelanto del nuevo libro de Valentina Caff, PISO 27. ¿Hasta dónde podemos subir y hasta dónde bajar en el deseo de ser nuestra mujer perfecta? O la que creemos que es nuestra. Esos dos polos recorren este...
Read More

LAS MANOS DE DÍOS

  Por Gise Temperley. / Gentileza El turrito ¡¡¡Ponga huevo, huevo sin cesar, que esta noche cueste lo que cueste, esta noche tenemos que ganar!!! Los jugadores locales se acercaban a sus posiciones, la mirada fija en el césped. De la manga emergían los jugadores...
Read More

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This