Por María Rosa Lojo.

Sorprendentes, agudas, desolladas, veloces, las metáforas de Laura Yasan son la zigzagueante columna vertebral de su escritura.

Crean miniuniversos que colisionan, echan chispas, se destruyen, engendran desde sus esquirlas otros nuevos. El entrevero es su marca de fábrica, la apuesta por la reunión de los extremos, la paradoja, la sinfonía chirriante del asombro y el desconcierto.

Pero no se trata de puros experimentos lúdicos, meros lujos de las vanguardias.

Leerla, lacera. Lastima los ojos que tocan sus palabras, como quien se quema con hielo. Así es su Madre Siberia: centro del imaginario, cuna geográfica y simbólica del ser.

De la madre Siberia vienen los antepasados entrañables, la identidad, las “muelas resentidas de tiritar” inscritas en el ADN, las formas de negociación con la vida despiadada, ese veneno que se contrae con el solo nacer (“Madre Siberia II”).

Pero el veneno (fármakon, en griego) es también remedio. El hielo preserva/conserva a los muertos y a los vivos. Todos ellos, vástagos de una violencia ancestral que siempre se renueva. Descolocados, desplazados en la “casa de huéspedes” que es más bien una morada inhóspita, buscan el amor que podría suturar el desamparo, el vacío entre los vínculos. Ese amor emerge de la subjetividad herida como una “ciencia oculta”, se define como la “flor de cactus” capaz de subsistir aun sin agua. Sin embargo, a veces “no es
más fuerte”. A veces es lo imposible, lo absurdo: “la distancia entre un alce y un tobogán”. O, en una remake verdaderamente insólita de la figura de Cupido, también es ese “insecto pequeño que desova en los corazones distraídos y se va”.

Madre Siberia plantea continuamente el “mal/estar” de la existencia, “cadena perpetua” de una cotidianeidad  en lucha incesante contra la descomposición. La cara frente al espejo, bajo una luz meridiana donde la sombra desaparece y el sujeto también. Esos días de
“paraquévivimos”, “cuando existir nos desfila en los ojos como una pordiosera”.

Ecos de Hölderlin retornan en un gran poema (“a cuánto la hora”) sobre otra temática obsesiva: el tiempo. Ese, que trabaja durante el día “de mucama a tiempo completo”, o de mecánico engrasado hasta los dientes para poder pagarse el tiempo nocturno de un rey. El que, de noche, “pule su corona” y, en las mañanas, “agita una alcancía disfrazado de ciego”. En cualquier caso, somos minituristas, “en clase económica”, sacando fotos, juntando souvenirs, que “paseamos por la vida en vacaciones de la muerte”.

A las innovaciones imaginativas y los saltos sintácticos habituales en todo el libro se unen, en los  últimos poemas, estrategias peculiares de distribución espacial que ciertamente nos remiten a procedimientos vanguardistas. Los poemas dibujan con maestría ciertos núcleos semánticos de su propio mensaje: el globo terráqueo, una quebrada, un libro, un árbol de Navidad, unas raíces. Fiel a sí misma hasta el final, no por eso la poética de Yasan “divierte” con esas maniobras, en el sentido etimológico de “divertir” (apartarse de lo
pesado y lo penoso). No distrae, no dispersa, sino que cala más hondo, profundiza.

“en el mundo Yasan”, dice el poema de este título, hay siempre incomodidades, sucesos inesperados, peligros. Las “fronteras movedizas”, “vacíos espontáneos”, “desprendimientos”, provocan quizás —apunta con ironía—, que los viajeros pasen de largo, que “nadie se quede a vivir” ahí. Pero el tránsito por ese mundo es una aventura y un vértigo que sus lectores nómades no podrán olvidar.

La Comunidad LAMÁS MÉDULA CLUB te necesita para seguir creciendo.

Para que tenga voz tu voz.

Asociate Texto del enlace  

MEMORIA DE UN VIAJE POR EL MUNDO YASAN

Por María Rosa Lojo. Sorprendentes, agudas, desolladas, veloces, las metáforas de Laura Yasan son la zigzagueante columna vertebral de su escritura. Crean miniuniversos que colisionan, echan chispas, se destruyen, engendran desde sus esquirlas otros nuevos. El...
Read More

HINCHA DE SALINGER

Por  Mauro Lionel Zamijovsky. En conmemoración del aniversario de la publicación de The catcher in the rye el 16 de julio de 1951. A muchos argentinos nos complace pensar que gozamos de fama mundial por nuestra cultura del aguante. Los que mayoritariamente lo...
Read More

RELIGIÓN Y POLÍTICA

Por Cristian Carrasco. El riesgo de las democracias populares, en especial de las democracias populares que le dan voz a las minorías, es que mientras más voces se escuchan y más se amplía el discurso, se hace más evidente que la sociedad es un caos extremadamente...
Read More

UNA POÉTICA DE LA PALABRA

  Por Karina Macció. A días de la presentación de SUSANA THÉNON LOBA ESTEPARIA compartimos uno de los prólogos de un libro tan esperado y necesario. Un libro sobre Susana, un libro sobre la Thénon. Un libro que dice que no puede, que vamos por las líneas de fuga,...
Read More

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This