Por Hernán Casabella.

Primera entrevista de la nueva columna en exclusivo para LMC de Hernán Casabella. Hoy en confesiones de un poeta irreverente María LA NEGRA Negro

¿Qué es lo que vuelve trascendente a un poeta?

Su hallazgo en el lenguaje. Qué logre construir de la palabra un vaso de agua que calma y explica, o convulsiona, algo en quien lee.

un libroHojas de hierba, Walt Whitman.

un amante famosoOliverio Girondo.

una ciudadLisboa.

una películaLa película del Rey, de Carlos Sorín.

una delicialas empanadas que hace mi tía.

un canciónIn my Life, The Beatles.

una gustoel chocolate.

una bebidavino tinto.

 ¿Qué le dirías a Verlaine?

Le pediría que me enseñe todo lo posible, yo llevo el vino.

 Nos recitas unos versos que den cuenta de tu primer beso

“pongo la ternura en una botella

para que alguien recoja pedazos de mis ojos

siempre estoy comenzando este poema

pero llega la noche

quiero decir tu pelo mojado

quiero decir que crezco

y que salgo a caminar tu nombre”

Jorge Boccanera

 Tu última mentira

“Ya voy”.

 ¿No te queda la sensación que la poesía se olvida?

Para nada, creo que es inolvidable aún a pesar nuestro.

 Vamos a una tradicional: Noche de bodas, quién lleva en brazos a quién: Rimbaud a Lorca o al revés?

Ninguno. Claramente estarían ebrios tratando de sostenerse el uno al otro.

 ¿A qué poeta relees casi hasta el hartazgo?

Muchos. Macedonio, Bukowski, Whitman, Pessoa. Ese es el podio.

 ¿Cómo se lleva tu poesía con el insomnio, con las noches, con los vicios?

Con el insomnio, bien, como con la noche. Con los vicios, más o menos. Me prefiere atenta.

 ¿Qué tres poetas reeditarías?

Denise Levertov, Mario Papasquiaro y Macedonio Fernández.

 ¿Cuál es tu opinión sobre los recitales de poesía?

Son buenas escuelas. Se puede aprender ahí cómo leer bien y cómo aburrir a la gente.

 Nombrá tres poetas en lengua castellana y tres en otras lenguas que admires.

En castellano: Roberto Bolaño, Sylvia Plath y Rosario Castellanos.

En otro idioma: Charles Bukowski, Li Po y Denise Levertov.

 ¿Utilizás tu condición de poeta para ejercer la seducción? Detalle.

Claro. La poesía es, también, un acto de seducción. Está construida con deseo. Creo que desde la constitución del poema mismo hay un ejercicio que intenta ser seductor. A veces lo logra.

 ¿Qué cinco poemas te resultan movilizadores?

Elevación, de Baudelaire, y Raza de Caín, también de él.

Un poema de Jotaele Andrade, que no recuerdo el título, pero que concluye en el verso “soy el polvo viudo de su piedra”.

Jean Cocteau, en su poema donde decide salvar el fuego.

Li Po, el poema de la luna y la sombra.

 ¿Por qué no se escribe más en modo rimado?

Porque encontramos otra forma de armonizar la música de las palabras.

 ¿Con qué tres poetas argentinxs compartirías una cena? ¿Y qué libro de otrx poeta argentinx le regalarías  a cada unx?

Iría a cenar con Christian Kupchik, Víctor Redondo y Bruno Di Benedetto. Les regalaría libros de Martín Pucheta.

 ¿Con qué poeta te irías una noche de gira?

Resucitaría a Bolaño, pero invitaría a todos mis amigos y amigas poetas.

 ¿Qué opinas de la poesía argentina de la última década?

Está viva, eso es un alivio.

 ¿Realizás un trabajo poético constante o preferís la inspiración?

Prefiero el trabajo, es una forma de respeto hacia la palabra.

 ¿Qué opinás de eso llamado slam de poesía?

Lo mismo que de los recitales. Creo que son recursos y espacios donde aprender en el intercambio, aprender como verbo amplio. De algunos egos insoportables también se aprende mucho.

 Poesía y vida, ¿no ocurre más eso de vivir poéticamente? ¿Se terminó vivir a lo Rimbaud?

En mi caso, y creo que eso ocurre en una gran mayoría, no es posible separar a la poesía de la vida, son indisolubles. Es posible que la construcción del “vivir poéticamente” sea otra, que la alteración de los sentidos me permita que sea menos exterior y más emocional. Sobre todo porque ya pasé los 40 y la vesícula me exige ciertas transformaciones.

 

 

La Comunidad LAMÁS MÉDULA CLUB te necesita para seguir creciendo.

Para que tenga voz tu voz.

Asociate Texto del enlace  

Confesiones de un poeta irreverente: Diego KYKE Tedeschi Loisa

Por Hernán Casabella. Leal, roca, cuervo, ácido, puto y amigo. Escritor, corrector, poeta. Publicó Escribir poemas/Las palabras del fuego (poemas, 2017); Nueces y Refugios. 25 cuentos gays para un día de lluvia (cuentos, 2017); Azules en el deck (poemas y...
Read More

HABLAR CON PALABRAS ROTAS

Por Alfredo Luna. Las resonancias de Alejandra Pizarnik en la poesía de Susana Thénon. Acuerdo en que nominar (titular un libro en este caso) es designar algo y también intuir el destino de eso a lo que se le confiere un nombre. Entonces ¿Por qué Papyrus? Porque desde...
Read More

IMÁGENES DE DIOS EN EL ESCENARIO DEL POEMA

Por Analía de la Fuente. Hablar de Susana Thénon es entrar en contacto con una lengua que teje su canto sobre la alteridad, lo real y sus reveses. Sus versos emergen desde la queja. Su voz se alza una y otra vez para exhortarnos al movimiento, al grito, pero también,...
Read More

CARIBBEAN ANTS

Por Martín Camps. Caribbean Ants: Selected Poems de Homero Pumarol. Traducción de Anthony Seidman.Spuyten Duyvil, New York, 2020. La poesía mirmecológica de Homero Pumarol Celebro la aparición de este hormigas caribeñas en su versión bilingüe bajo el oficio del poeta...
Read More

2 Comentarios

  1. Eva

    Poiesis visceral

    Responder
  2. Gary

    Gracias Hernan!!!….por tu poesia👏🏼

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This